La educación a nivel primario espera que el educando:

  • Posea valores cristianos que le diferencien de los demás.
  • Perfeccione su capacidad comunicativa para que pueda expresarse correcta y claramente.
  • Estimule su pensamiento, comprenda con rapidez y objetividad lo que expresan los demás (escrito y oral).
  • Asimile y utilice hábitos y técnicas de aprendizaje, estudio y trabajo personal.
  • Sea capaz de interpretar la realidad a través del material manejado.
  • Expanda sus capacidades de imaginación y observación, reflexión, análisis y síntesis.
  • Desarrolle sus capacidades de razonamiento y resolución de problemas.
  • Adquiera un conjunto de conocimientos, que lo familiaricen con la realidad y el mundo natural y social que le rodea.
  • Incorpore y desarrolle actitudes básicas de conducta; hábitos deseables para facilitar su adaptación e integración a la sociedad  y para que sienta que pertenece a su comunidad.
  • Participe activamente en los acontecimientos sociales para mejorar la sociedad  (sentido de cooperación).
  • Muestre actitud de respeto a los seres humanos como hijos de Dios.
  • Desarrolle actitudes cívicas, de amor y respeto a sus semejantes, patria y cumplimiento a los deberes de su comunidad.
  • Amplíe su capacidad de apreciación y expresión estética.
  • Evidencie hábitos de disciplina.
  • Tenga los conocimientos necesarios en las diferentes materias para iniciar con éxito el siguiente nivel educativo.