Creemos en un solo Dios representado en la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo).

Honramos a la Virgen María, madre de Dios, bajo la advocación de María Auxiliadora.

Seguimos el ejemplo de vida cristiana de nuestro patrono San Pablo, modelo de auténtica conversión cristiana.

Somos fieles a la Iglesia Católica y reconocemos como cabeza visible al Papa Benedicto XVI.