La educación a nivel  secundario espera que el alumno(a):

  • Crezca espiritualmente.
  • Desarrolle sus actitudes cristianas y morales, para que actúe guiado por sus principios y no por criterios externos que limiten su responsabilidad personal.
  • Adquiera un adecuado sentido crítico, a través de los conocimientos adquiridos y de la reflexión, para que le ayuden a formular criterios de valor que ordenen su propio interior.
  • Expanda sus conocimientos, habilidades y destrezas en Ciencia y Tecnología que lo capaciten para seguir estudios superiores.
  • Tenga valores  cívicos y conciencia de la realidad nacional.
  • Se forme en solidaridad y cooperación para enfocar la vida profesional en una perspectiva de servicio a su comunidad.
  • Desarrolle la libertad como una conquista personal que le prepare para sus futuras responsabilidades sociales y familiares.
  • Aumente las capacidades de imaginación, observación, reflexión, análisis y síntesis en toda actividad educativa.
  • Incremente la aptitud creativa que le capacite para dar respuestas adecuadas a situaciones nuevas.
  • Desarrolle hábitos mentales y físicos saludables.
  • Mejore su capacidad de apreciación y expresión estética.
  • Conozca y valorice la amistad y respeto mutuo.
  • Adquiera el hábito de una buena higiene y presentación personal adecuada.
  • Evidencie respeto y hábitos de disciplina.
  • Tenga preparación académica adecuada y completa para ingresar a estudios superiores.